AMERICA CENTRAL

Una “probadita” en San Jose, Costa Rica. 1era. parte

Print Friendly, PDF & Email
 LA PESCA DEL DÍA del Taller Gastronómico el Punto: corvina fresca con crema de camote (batata), deliciosa con un toque de jengibre, cama de quinoa y espuma de albahaca.

Esta semana estuve en San José, Costa Rica por motivos de trabajo y quise aprovechar esta estadía para en mis ratos libres vivir nuevas experiencias gastronómicas.

San José es una ciudad de gente muy educada, amable y deliciosa temperatura, lo que hace aun más agradable pasar el tiempo allá.

A muchos de los que me leen les pasara lo mismo, visitan un país y quieren conocer lugares diferentes, tener opciones y recomendaciones para comer que no sean las tradicionales y es sorprendente que existiendo tanta información en la web a veces no conseguimos referencias confiables o que nos satisfagan.

En mi caso particular, adicional a la cocina tradicional (luego de comer el gallo pinto, la sopa de frijoles negros, el casado, que es como su plato bandera y otras delicias) me gusta disfrutar de la nueva gastronomía, las fusiones, los nuevos sabores y técnicas. Si es tu caso, sigue leyendo este articulo.

En ese tenor a continuación una “probadita” de los lugares visitados  más destacados:

El Taller gastronómico el Punto, aquí no se imparte clase, allí se disfruta de una gastronomía muy creativa, innovadora, sin pretensiones y en ambiente muy relajado.

De sus platos las mezclas de sabores y texturas son los protagonistas. Un “plus” de este lugar es que los platos se cocinan al vacío, al vapor, horno o a la parrilla, con los más frescos ingredientes.

De su menú una pequeña “probadita”:

IMG_9012Entrada: SCALLOPS: Vieras a la plancha con velo de pulpo acompañado de emulsión de almendras. Exquisito el sabor y muy bien logrado el resultado del velo de pulpo, en realidad una muy delicada gelatina.

En la opción de platos fuertes ofrecen carnes y pescados, las porciones muy adecuadas, con el objetivo de que puedas disfrutar un menú completo.

IMG_9019

Cochinita pibil. En cama de cebolla morada,  Exquisita, perfectamente cocida la cual se deshacía con solo pincharla.

Una sorpresa no incluida en el menú,  un pre-postre, en un pequeñito platito, mascarpone con pasta de uchuva ( una frutilla peruana, con cierta acidez similar a la chinola o maracuyá) sobre un crocante de galletas.

IMG_9024Cheesecake: cilindros de cacao rellenos con mousse de queso, galleta y helado de frambuesa.

El nombre muy humilde para la grandeza de este postre. Cuatro texturas, múltiples sabores.

La próxima semana la segunda parte de este rápido viaje de sabores.

 

 

Tal vez te interese también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *